Buscar

Terapias Mari Carmen Cortés

Quién Soy

Mari Carmen CortésMari Carmen Cortés, Reflexóloga, Terapeuta Floral y acompañante emocional.

Con experiencia de 24 años en la medicina alternativa.

Empecé con la Reflexología Podal y al poco tiempo me di cuenta que si trataba  la parte física y la emocional en su conjunto la persona se recuperaba antes.

Fui y soy paciente de ambas técnicas, así que puedo constatar que son muy válidas en la ayuda de mejorar la calidad de vida.

Diplomada en la Escuela Española de Reflexoterapia Podal (Barcelona), con carnet profesional nº 665/95 en el año 1995.

Diplomada en Flores de Bach en 1997 por Carlos Cruz fundador de Sedibac (Barcelona).

Curso Flores de Bach en 2012 con Ricardo Orozco, Sedibac (Barcelona).

Diplomada en Terapia  Zen cuatro niveles.

Diplomada en técnica Metamórfica.

Y como esto es un no parar, actualmente estudio a Decodificar las emociones.

Todos venimos a esta vida con un proyecto, encontrarlo y dedicarse a ello es la meta y lo que inevitablemente nos conduce a realizarnos y sentirnos felices en ese ámbito profesional.

[read more=”Leer más   ” less=”Leer menos   “]

En mi caso de los 17 a los 37 años estuve en varios trabajos. No encontraba lo que quería. Estaba un tiempo y al final los dejaba, me aburría. Sinceramente, envidiaba a las personas que estaban en el mismo trabajo toda la vida. Y muchas veces me decía “porque yo no podía ser igual”. Yo era un culo de mal asiento, (perdón por la expresión.)

En un momento de mi vida, cuando estaba ya más aburrida que nunca y sin saber para dónde tirar profesionalmente porque nada me apetecía, fui a visitar a una amiga que tenía un centro de terapias, ella estaba sentada y yo frente a ella, hablábamos, compartíamos cosas de la vida; detrás de ella, arriba, un cuadro con un mapa de Reflexología.

Me quedé hipnotizada, literalmente, no podía apartar la vista de él, con todos los puntos marcados en relación con el cuerpo.

Ella me hablaba, no la escuchaba, solo miraba el cuadro y pensaba:

“guau que alucinante que es esto”.

Ella intentaba recuperar mi atención, yo estaba perdida en la imagen de los pies. Varias veces me pregunto:

me escuchas?

yo le decía:

sí, perdona.

E intentaba volver la atención a ella, más demasiado tarde, estaba hipnotizada, como dije antes.

Al final, después de varios intentos por parte de ella fallidos, se giró, miró el mapa y me preguntó:

¿Qué pasa?

Respuesta:

Es alucinante esto, tiene que ser una pasada aprenderse todos los puntos del cuerpo en los pies!!!!!

Dijo:

Sí, yo acabo de hacer un curso de ello, mira he recibido propaganda de otro curso intensivo que harán en agosto.

Respuesta:

¡¡Ah sí, yo quiero hacerlo, pero debe ser muy difícil aprenderse todo eso!!!!!!

Dijo:

Si yo lo he aprendido, tú también puedes.

Y lo hice. Intensivo de 15 días en 1994. En ese curso me sentí en mi salsa, fue súper interesante, flotaba y disfrutaba como nunca.

Ahí tuve claro que quería dedicarme a ello.

Lógicamente con quince días no absorbí todo, demasiado material.

Y sobre todo, se trataba de la salud de las personas, sentía mucha responsabilidad.

Quería aprenderlo bien.

Así que me apunté al siguiente curso de un año.

Mente, cuerpo y emociones son tres aspectos del ser que están íntimamente interrelacionadas, cada vez que actuamos sobre una parte de nuestro cuerpo, las resonancias de esa actuación se sienten en el resto de nuestro ser. El hombre es un todo, una unidad.

He llegado a la conclusión, de que la Reflexología es uno de los mejores métodos para aportarnos salud y armonía a la totalidad del ser.

Cuando empecé a tratar a personas que llegaban a mí con problemas de salud serios y me preguntaban:

¿La reflexología puede hacer algo por mí?

Yo siempre les respondía: por probar no se pierde nada.

Ya en los primeros casos tuve retos difíciles. Casos de estreñimiento crónicos que mejoraban, dolores de cervicales, personas muy estresadas, incontinencias, fibromialgias……todas las personas que seguían el tratamiento correctamente encontraban y encuentran mejoría, en muchos casos mucha mejoría y algo importante, yo era testigo de cómo “les mejoraba la calidad de vida”. Y esto me daba y me da mucha satisfacción como persona. Eso es algo que no tiene precio, el presenciar como las personas mejoran, les desaparecen los dolores, duermen mejor.

Recuerdo a un señor diabético con unos picos exagerados lo mismo estaba a 42 que a 350, tenía heridas en todos los dedos de los pies y casi no podía ponerse en pie del dolor que le producía la planta de los pies, los médicos no podían curarle las heridas, habían probado con todas las cremas y nada. Hasta me contaron la familia que se planteaban los médicos  operarlo para cortarle los dedos por miedo a que se gangrenaran.

Yo como siempre, desde el principio digo lo mismo, por probar no perdemos nada.

Le apliqué el tratamiento de shock. Tres sesiones a la semana durante dos semanas y las dos siguientes dos sesiones. Le hice una crema con Flores de Bach para los dedos.

Al mes se le habían curado las heridas, las plantas de los pies no le dolían y pudo volver a dar sus paseos que tanto le gustaban. Con más tiempo tratándolo y un trabajo continuado de una sesión por semana conseguimos que no tuviera los picos tan disparatados de azúcar. Más o menos consiguió un equilibrio bastante aceptable y lo que fue decisivo, MEJORÓ SU CALIDAD DE VIDA.

Cierto es que tuvo mucha constancia, cuando vio que en un mes había conseguido tanto, no lo dejó, siguió durante mucho tiempo ya que como él decía: esto me va bien así que continuaré haciéndolo.

Tengo que decir honestamente que yo fui la primera sorprendida, no podía imaginar que esta técnica tenía tanto poder curativo.

Y es que el cuerpo es muy agradecido, por poco que hagamos siempre tiende al equilibrio, lo que pasa es que nos obstinamos en desequilibrarlo, muchas veces sin darnos cuenta, inconscientemente descuidamos el templo que cubre nuestro espíritu, le damos una alimentación desequilibrada, fumamos, bebemos, no descansamos lo suficiente y muchas veces ni siquiera vamos calzados adecuadamente.

También me he encontrado a lo largo del tiempo con personas que vienen a hacerse una sesión y quieren encontrar la panacea con un tratamiento y obtener resultados ya. Y como es lógico eso no puede ser.

LA REFLEXOLOGÍA ACTIVA EL PODER CURATIVO DEL PROPIO CUERPO, SOLO TENEMOS QUE PRESTARLE LA ATENCIÓN QUE MERECE Y EL TIEMPO QUE NECESITA EN SUS DOS RAMAS: LA CURATIVA Y LA PREVENTIVA.

 

[/read]

Summary
Quién Soy
Article Name
Quién Soy
Description
Mari Carmen Cortés, Reflexóloga, Terapeuta Floral y acompañante emocional. Con experiencia de 24 años en la medicina alternativa. Empecé con la Reflexología Podal y al poco tiempo me di cuenta que si trataba  la parte física y la emocional en su conjunto la persona se recuperaba antes.
Author
Publisher Name
Mari Carmen Cortés
Publisher Logo

Terapias MCC | © Copyright MCC 2018

Subir ↑

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies